Solo su suegro opinó

October 7, 2014

 

Cuentos, leyendas, relatos y narraciones de Sinaloa

 

SOLO SU SUEGRO OPINÓ

 

Por: Eleuterio Ríos Espinoza

 

El diputado Félix Recio abandonó a toda prisa el edificio del Congreso. Momentos antes, sus compañeros, por unanimidad, lo habían elegido Presidente para el mes de Junio, lo que significaba que a él le tocaría contestar el Informe de Gobierno.

Ahora sí, pensó para sus adentros, la prensa se va a ocupar de mí. Y el coraje que le va a dar al Señor Presidente Municipal… luego la envidia en los rostros de mis colegas de curul. No me voy hasta mañana para llevarme todos los periódicos.

Subió a su camioneta y enfiló rumbo a Palacio. Pienso en el gusto que le va a causar la noticia a Engracia y a los hijos. Les encargaré ropa a Laredo para que asistan al acto. Van a estar en primera fila.

Me voy a preparar muy bien. Nada de improvisaciones. Desde aquel susto que me llevé en la campaña, deje de improvisar. En el discurso del “cierre”, estaba muy emocionado. Con tanta porra y aplausos, popular que es uno, los ojos se me animaron con fulgurante brillo y con voz clara y sonora les dije: y además prometo que les hare una carretera. Deveras que sentí muy feo cuando todos me gritaron: ¡Pero si ya tenemos!

Que forma de salir del apuro. Luego, luego que les contesto: ya tienen la de ida, pero yo haré la de venida.

 

Voy a pedirle una ayudadita al Profesor Godínez. Bueno que es el condenado para los discursos. Y me mandaré hacer un traje azul marine Elegante, para la ceremonia. Ahorita en Palacio voy a pedir datos en la Tesorería y en la Dirección del Desarrollo Compartido para empaparme bien. Hablaré con el Director de Gobierno para pedirle que me haga llegar el texto del informe unos días antes del acto.

Pero primero voy a saludar al S-E-Ñ-O-R  G-O-B-E-R-N-A-D-O-R. Le daré la noticia que voy a ser el Presidente de la Cámara el mes entrante y que yo le voy a contestar el Informe. Que notición.

Le preguntarÉ si quiere que diga alguna cosa en especial. No estaría por demás echarle alguna indirecta a los dueños de “El Dictamen”, ese periódico que tanto lo ataca. Y a los compas que sin ser de la central a cada rato le hacen manifestaciones pidiendo repartos. Luego los trabajadores de la cementera que lo acusaron por lo de la huelga. Y a los estudiantes. Méndigos estudiantes. Creen que gobernar es tan fácil como hacer sus borlotes. Y los Pescadores, pero Ésos qué… si su problema es federal? En fin, ya dirá el Señor Gobernador. Yo le doy chanza.

 

Eso sí. Como hablará la prensa de mí. Con seguridad que todos los periódicos mañana sacan mi foto y el curriculum completito. Luego al día siguiente del Informe. Ingue a su mecha. Hasta en la prensa nacional voy a salir. Ya veo los encabezados: VIBRANTE RESPUESTA DEL DIP. RECIO… SIGAMOS EN ASCENSO, DIJO EL DIP. RECIO AL GOBERNADOR… LA CONTESTACIÓN AL INFORME SALVO EL ACTO… Y fotos mías por todas partes, a un lado de la contestación. Yo en medio del Señor Gobernador y si viene, hasta del Señor Presidente. Páginas completas, desde la primera, hablando de lo que yo diga y haga.

Ya me veo frente a la Tribuna. Porque el Gobernador Heredia, señoras y señores…

No voy a darle mucha piña. Luego le gritan a uno barbero y lambiscón. Aunque al viejo le gusta. Le encanta jugar al yo-yo. Recuerdo cuando dijo que él iba despacio pero entrando seguro a la historia del Estado porque era el mejor Gobernador que ha habido. No, no se midió. Se avienta el gober, se avienta.

Después de estacionarse en la zona de reserva tomó el ascensor privado y.se anunció con el Jefe de Ayudantes. Tras una breve espera de noventa y cinco minutos, Félix Recio fue recibido por el Gobernador. Y al grano.

Diputado: por tus relevantes méritos legislativos has sido designa do Presidente del Congreso para el próximo mes. Ponte de acuerdo con el señor Director de Gobierno. El te entregará muy oportunamente el texto del informe para que lo analicen y estudien los señores diputados. Tú le enseñas la respuesta. El acto va a ser de guayabera. Escoge una azulita porque yo voy de blanco. Deja de fumar para que te saiga buena voz. Si de la particular invitan a tu señora que asista al acto.

Te aconsejo que seas discreto en tu intervención. Nomás de cinco minutos. Ya ves que la gente luego se enfada. He calculado mi lectura en cinco horas veinte minutos, pero hay oportunidad de recortarle unas tres cuartillas. Y nada de florecitas. Ya ves como la reacción nos ha atacado últimamente. A propósito quiero que termines así. Ten una tarjeta. Apunta: El Gobernador Heredia, no es un estadista más. No señores. Es el símbolo de la capacidad creadora e inmarcesible del ser humane.. Andale diputado, que te vaya bien.

Al día siguiente de su elección como Presidente del Congreso, el diputado Recio, en su gesto característico.se alisó el bigote y vio que solamente el tabloide “La Opinión” en su columna política decía: Por si les interesa, Félix Recio, diputado por Tlonalopan, contestara el Informe de Gobierno.

En cambio, las ocho columnas del Heraldo anunciaban: CANCELADAS LAS AUDIENCIAS, POR LA PREPARA-CION DEL INFORME. Otro matutino señalaba en la principal: SE CONCENTRAN DATOS PARA EL INFORME. Y “La Estrella”, el influyente diario de la cadena, cabeceaba: ¿VENDRA EL SEÑOR PRESIDENTE AL INFORME?

 

Félix conoció el texto del informe como era tradicional. Un día antes de la ceremonia. A las cinco de la tarde el diputado regresó a la Dirección de Gobierno y le preguntó a su titular si había leído el proyecto de contestación que le llevara al mediodía.

 

El Lic. Mocatela hablaba un lenguaje muy directo y no se andaba por las ramas. Lo he leído tres veces, le dijo y, la verdad, la primera vez me pareció muy bien. Excelente. Extraordinario. Pero la segunda, medio regular y la tercera, francamente mal. Pésimo.

Félix Recio, rebosando satisfacción, exclamó: gracias Licenciado. Como yo no he de leerlo más que una vez, el buen éxito está asegurado.

Pero no. Ni esa iniciativa le dio gusto. Recio salió de la oficina con siete cuartillas y el encargo de leerlas una docena de veces para que se familiarizara con el texto. Le dijeron además que el Director de Educación le iba a enseñar lo de las pausas, modulaciones, mímica, etc.

Llegó la fecha. Se celebró la ceremonia. Pero a Félix le interesaba más el día siguiente. Encargó la prensa y después de hojearla durante cuatro horas un rictus de tristeza se le notaba en el rostro.

Todos hablaban del acto. De las inauguraciones y del banquete que tuvieron lugar después. Fotografías en todas las páginas de todos los periódicos.

El señor Gobernador sale. Camina. Saluda. Sube al coche. Baja. Entra. Hace una pausa en la lectura del primer párrafo. En otra se le vé agradeciendo los aplausos. Se lleva el pañuelo a la frente. En las interiores salen fotos donde está desayunando. Llega la comisión por él. Dicta sus últimos acuerdos. Este toro cebú que el Señor Gobernador acaricia resultó campeón en la Feria Ganadera. Aula construída en la Cuestita a un costo de treinta mil pesos. Texto íntegro del Informe en todos los diarios. Extractos del Informe. Datos por materia o por dependencia. Listas y fotos de invitados al Informe. El Informe. El Infor… Félix Recio se mojó los labios con la lengua.

No todo fué decepción. En algo se salvaría su investidura y la soberanía del cuerpo colegiado que el día anterior había representado en el acto político más importante de la entidad. Allí estaba. “La Opinión”, consignaba al final de su leída columna política: ¡ah! por si les interesa, el diputado Recio, de Tlonalopan, contestó el Informe de Gobierno.

Dos renglones no eran poca cosa y después de todo, “La Opinión” era propiedad de su suegro…

 

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 3, páginas 10-11.

 

Cuento de Sinaloa, México; solo su suegro opinó

Solo su suegro opinó; cuento de Sinaloa, México

 

Summary
Article Name
Solo su suegro opinó
Author
Description
Relato con el tema político en Sinaloa

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*