Personajes de Sinaloa

 

Severiano M. Moreno

 

Por: Esteban Zamora

El 22 de noviembre de 1939, fiesta de Santa Cecilia, abogada de los músicos, una orquesta, formada por todos los músicos del lugar, acompañaba a un cortejo fúnebre que recorría las calles de Escuinapa.

De esa manera el pueblo escuinapense decía adiós al maestro Severiano M. Moreno, músico, maestro, revolucionario y autor de muchas de las más bellas piezas que componen el tesoro musical de Sinaloa.

Antes que el último puñado de tierra cayera sobre el féretro del maestro Moreno, los profesores José M. Nevárez y Onofre R. Zataráin dijeron una poesía alusiva y la oración fúnebre. Las notas de las marchas fúnebres “Huerfanas”y “Amparo”, que don Severiano había escrito, rubricaron la despedida del compositor.

 

QUIEN FUE DON SEVERIANO

Manuel Estrada Russeau dijo en un artículo periodístico: “Músico, versificador, maestro de escuela y soldado de la Revolución, Severiano Moreno es sin duda, de los compositores sinaloenses desaparecidos, el de más atrayente personalidad. Quizá el más fecundo también”.

“Sinaloa, que en Juan Carrasco dio a la Revolución el tipo genuino del guerrillero mexicano —fiel, generoso, valiente— pintoresco como el que más lo haya sido en el curso de nuestra tormentosa vida nacional, tuvo en el maestro Severiano Moreno — maestro del romanticismo, maestro de letras, maestro de credo democrático— la más pura encarnación del Quijote autóctono, laborioso elemento de paz y activo factor de guerra, propenso siempre a todas las exaltaciones del espíritu y de continuo dispuesto a la consumación de todos los sacrificios”.

Hijo de un carpintero y nacido en la ciudad de El Rosario el 21 de febrero de 1826, Severiano construyó en el taller de su padre sus primeros instrumentos musicales de cuerda. Creció a la sombra maternal de la Iglesia Católica y a ella debió, como muchísimos otros mexicanos notables, su educación inicial — “…encamisado de rojo —seguimos con Estrada Russeau-auxilió al cura párroco en los oficios divinos y fue tal su deleite ante los sacros lamentos del órgano, que no cejó hasta ser el amo del coro en la iglesia local”.

La influencia de esos primeros días, vividos bajo los fulgores dorados del retablo del templo rosarense y bajo la luz de las miradas de la Madre Santísima, habría de acompañar a don Severiano durante toda su vida. José Luis del Río Moreno, nieto del compositor, nos ha dado a conocer la letra y la música de algunos “misterios” en los que palpita la más encendida devoción mariana.

En 1901 empezó a trabajar como maestro y fue director de la escuela de Cacalotán.

Contagiado con el espíritu de oposición a la dictadura que ya alentaba en todo el país y que sólo esperaba la chispa de la palabra de Madero para convertirse en conflagración nacional, el maestro Moreno compuso en 1907 la polka “Los conspiradores”. Cuando llegaron a El Rosario las fuerzas revolucionarias se incorporó en la Brigada Buelna, que comandaba el coronel Juan de Dios Bátiz. Entonces el maestro de escuela se convierte en el capitán Moreno y de su inspiración brotan las notas heroícas de las marchas militares que como “Viva Buelna”, “Restauración y Justicia”, “Valientes Buelnistas”, “Los Maderistas”, “Vivan los Agraristas” y “Viva Bátiz”, fueron cantos de lucha del pueblo sinaloense en la época convulsionada de la hornaza revolucionaria.

Terminado el movimiento armado, vuelve a la escuela y al coro, compone valses, canciones, música sacra…, en verdad no se equivocó Estrada Rousseau al considerarlo como “quizá el más fecundo” de los compositores sinaloenses.

El 21 de noviembre de 1939, un día después del aniversario de la Revolución a la que entregó su entusiasmo y su energía y por la que arriesgo su vida, cerró los ojos para este mundo el profesor Moreno. La madre tierra lo acogería al día siguiente, día de Santa Cecilia”, a quien él maestro profesaba singular devoción, según el testimonio de sus familiares.

Por iniciativa de un entusiasta grupo de escuinapenses, el gobernador Sánchez Celis dispuso que se levantara en Escuinapa un monumento que honrara la memoria del maestro Moreno y donde año tras año, cada día como hoy, acuden los amigos y discípulos a rendirle homenaje.

 

AL RESCATE DE LA OBRA

Posiblemente, lector amigo, tú te hayas deleitado muchas veces con la música del maestro Moreno sin sospechar que el autor de las notas que te hacen soñar fue el destacado compositor sinaloense.

Su obra quedó dispersa en todos los pueblos donde el maestro vivió trabajó. Jamás se podrán reunir todos los frutos de su fecunda inspiración, pero sería lastimoso dejar que se perdieran todos los que todavía se pueden recoger para gozo de las generaciones venideras.

José Luis del Río Moreno, nieto de don Severiano y heredero del espíritu quijotesco del maestro, “de continuo dispuesto a la consumación de todos los sacrificios”, como nos consta a todos los que le conocemos y estimamos, se ha echado sobre los hombros una tarea superior a sus fuerzas: la de reunir la obra de su abuelo.

Padre de quince hijos, primero maestro rural y ahora modesto empleado federal, José Luis ha recorrido pueblos y visitado músicos en el amoroso empeño de rastrear entre todos los que conocieron a don Severiano todo vestigio de su obra.

Grabando primero la música en cinta magnetofónica y pidiendo después su transcripción al pentagrama, José Luis ha recogido ochenta obras y todavía espera encontrar muchas más. Manuel “el Chino” Flores, el popular trompetista, ha sido el más eficaz colaborador de José Luis en la tarea de volver a escribir las notas de don Severiano.

José Luis del Río proyecta editar un álbum con las partituras de las composiciones de su abuelo y regalarlo a los músicos sinaloenses para salvar del olvido la obra del maestro ejemplar.

Creemos que si el busto que se levanta en Escuinapa fue un homenaje muy merecido al maestro Moreno, la obra que realiza José Luis del Rio habrá de ser un homenaje más duradero que el bronce.

 

Tomado de; Presagio, Revista de Sinaloa; numero 16, páginas 14 y 15.

 

 

Severiano M. Moreno

Severiano M. Moreno

 

 

Summary
Name
Severiano M. Moreno
Job Title
Músico, maestro, revolucionario
Company
Ejército Revolucionario de México
Address
Escuinapa,Sinaloa, México

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*