Historia de los pueblos y ciudades del Estado de Sinaloa México

 

SAN PABLO DE GUASAVE

 

Por: Pablo Lizárraga Arámburo

Guasave, cuyo significado en la lengua huasave es “en la gran labor“, hace honor a su nombre, porque eso es precisamente ese pujante municipio, una gran labor. Cuando los españoles llegaron estaba habitado por naciones indianas que hablaban diferentes idiomas. Al norte el cahita; en su río y zona central del municipio (mayor parte) la lengua guasave, muy semejante a la cahita pero no exactamente igual, aunque un indio huasave y un cahita se entendían bastante.

También se habló la lengua tahue de la cual son algunos nombres geográficos. Hubo uno muy importante en la colonia el embarcadero de Baibachilato que estuvo al sur de la desembocadura de su río por donde se iban los viajeros, principalmente de la Villa de San Felipe y Santiago de Sinaloa, rumbo a Baja California. Otras lenguas habladas, el nío, ya en franca decadencia y desapareciendo en los tiempos de la llegada del hombre blanco, y el idioma aramuapa-ocoroni, por el curso del arroyo de este último nombre. Muy anteriormente se había hablado el nahoa o mexicano, idioma del cual derivan todas las lenguas indianas del noroeste de México.

La antigua presencia de los nahoas está manifiesta en ese municipio en los importantes petroglifos que nos dejaron esculpidos en la rocosa isla de La Ventana situada dentro de la hermosa bahía de Navachiste.

Los nahoas, en su largo peregrinar del lejano norte, bajaron costeando por Sonora y penetraron primeramente por el río del Fuerte, enseguida otros grupos, también lo hicieron por los ríos de más al sur.

El probable segundo grupo, aunque también de los primeros, entró por el río Sinaloa, y éstos parece que fueran los toltecas, debido a los petroglifos tan especiales ubicados más arriba del río y sus afluentes, ésto ya en el municipio de Sinaloa.

Aunque estos petroglifos son semejantes al resto de los que hay en el Estado, se percibe claramente que fueron hechos por una casta nahoa más religiosa, dedicada a la meditación, matemática y deben de haber sido los guías en el peregrinar debido a sus conocimientos calendáricos y astronómicos y ellos penetraron por la costa de Guasave. (Nombres y Piedras de Sinaloa, obra del autor en impresión en dos tomos).

Sobre el estudio de la lengua huasave se hicieron dos trabajos al principio de las misiones de los padres jesuitas. A fines del siglo 16, el padre Hernando de Santarén, muy joven entonces, fue enviado a catequizar a los indios huasaves; tuvo dificultades con ellos por las continuas, enormes y colectivas borracheras de estos indios. Hizo un breve vocabulario sobre la lengua huasave.

Después enviaron al padre Hernando de Villafañe que se quedó definitivamente con la misión e hizo gramática y vocabulario de la lengua huasave, pero los trabajos de ambos padres están perdidos, así como muchos documentos sobre la historia colonial de Sinaloa, en parte se debió al desbarajuste acusado por la orden del rey Carlos Tercero de España que repentinamente expulsó de todos sus dominios a los jesuitas en 1767.

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 42, páginas 22.

 

 

San Pablo

San Pablo apostol

 

Summary
Article Name
San Pablo de Guasave
Author
Description
La historia de la hoy ciudad de Guasave, cabecera municipal con el mismo nombre

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*