Historia de los pueblos y ciudades del Estado de Sinaloa México

 

 

 

SAN MIGUEL ARCÁNGEL DE MOCORITO

 

Por: Pablo Lizárraga Arámburo

 

Mocorito, etimología difícil como dijera nuestro ilustre mocoritense don Eustaquio Buelna y sugirió, sin afirmar nada, cierta posibilidad, en un esfuerzo por un primer intento para traducir esta palabra.

Posteriormente vinieron los problemas con respecto a esta palabra, por pasiones que eliminan la lógica, ignorancia, incuria y despreocupación, porque se cree y se sigue afirmando por algunos autores que la palabra es de origen cahita, significando “donde murieron muchos”, aludiendo a una matanza de indios que hiciera Francisco Vázquez de Coronado.

Pero, nó, ni la palabra es cahita, ni significa eso, el nombre es prehispánico y Vázquez de Coronado no había nacido, ni su matanza fue de las que hicieron época. Pero dejemos lo inconducente.

 

La referencia más antigua sobre este nombre la tenemos desde el ano de 1533, en la confusa relación del capitán Diego de Guzmán, que estudiando cuidadosamente su ruta, jornadas, parajes y calculando distancias, concluimos que es Mocorito al lugar que él nombra como Moretio. Al menos así está escrito en la literatura que disponemos. Diego de Guzmán pudo oírla y escribirla o nó tan mal, a lo mejor escribió “Mocoretio” y después los copistas también tuvieron errores, que esto último ha sido frecuente. Por la semejanza de la palabra, la razón geográfica expuesta y al no encontrar en la historia otro lugar donde ubicarla, indudablemente el Moretio mencionado es Mocorito.

Mocorito es una típica palabra de origen tahue, y, a reserva de proseguir con los estudios para confirmar o hallar posibilidad, por lo pronto sugiero que pueda significar “en el cerco del tecolote” o “lugar del cerco del tecolote”, ayudado y de acuerdo con otros nombres geográficos tahues semejantes como Tecorito.

 

Mocorito se menciona ya a lo largo del siglo 16, y a principios de la última década de ese siglo, vinieron los dos primeros jesuitas a la Villa de Sinaloa, los padres Gonzalo de Tapia y Martín Pérez; al repartirse los poblados indianos, al padre Tapia le tocó entre otros poblados, el de Mocorito, pero este padre pronto fue asesinado en Tovorapa, cerca de la Villa de Sinaloa.

Luego estuvieron en Mocorito los padres Hernando de Santarén y Juan Bautista de Velazco.

Este último hizo “Arte y Vocabulario de la Lengua Cahita, del Río Fuerte”, único documento que se conoce hasta la fecha; las demás gramáticas se perdieron por la orden del rey Carlos Tercero que expulsó a los jesuitas en 1767 de todos los dominios de España.

 

El padre Velazco hizo en Mocorito “Arte y Vocabulario de la lengua “Medio Tahue”. La nombró así, porque en Mocorito se hablaba un dialecto muy semejante al de los indios de Culiacán, o sea el idioma tahue.

 

El padre Santarén que hizo vocabulario de las lengüas Guasave y Acaxec aprendió la lengua tahue en Mocorito y aunque Culiacán no estuvo en lo eclesiástico bajo los jesuitas, el padre venía cada ocho días por la cuaresma a impartir ejercicios espirituales y de paso catequizaba a los tahues, enseñándolos en su propio idioma y es posible que este padre hiciera (por necesidad) algún vocabulario castellaño-tahue.

Por desgracia, después de 1767, ni en el siglo pasado, que aún se hablaba el tahue, a nadie se le ocurrió hacer un vocabulario.

De los nombres geográficos tahues, únicamente de los terminados en “to”, tenemos recopilados un centenar y muchos corresponden a Mocorito. (Nombres indígenas de Cinaloa, obra en prep.).

Aunque el padre Tapia ya había cristianizado el poblado, la fundación de la misión nos las da el siguiente documento:

“Funódse la misión de Mocorito a mediados de 1594 por los P.P. Velazco y Santarén que aprendió la lengüa tahue pero a los pocos meses enfermó y tuvo que ir a curarse a Culiacán…”

 

Durante la colonia y hasta el final de ella, fue San Benito el de mayor jerarquía legal y en, segundo lugar el pueblo de Mocorito, según consta en la documentación manuscrita que poseemos y para esto, baste citar un párrafo de los últimos oficios coloniales:

En el pueblo de Mocorito, jurisdicción de San Benito, en dicho mes y ano de 1793… ”

Pero el siglo pasado, Mocorito fue cada vez adquiriendo mayor importancia por pasarle lo que en la colonia se llamó el “camino real mexicano“, que dando siempre San Benito desviado de esta importante ruta.

 

El municipio posée muchos lugares con minerales siendo Palmarito y Magistral los más espectaculares, muchas tierras de labor, moliendas de caña, piedras de amolar en Cerro Agudo, gran fábrica de cal hidratada en Tóbora, fabrican conservas, cerámica, su queso y chilorio son de fama nacional. A propósito del queso, a principios del siglo, rancheros del municipio de Mazatlán hicieron viaje especial a Mocorito para conocer el secreto de la fabricación de los quesos, pero resultó que no había ningún secreto, los sistemas de fabricación eran los mismos; la diferencia es por la hierba llamada golondrina que crecía profusamente en las tierras mocoritenses, constituyendo un excelente forraje para producir el queso de tan alta calidad.

Mocorito es un municipio típicamente sinaloense, su colorido y sabor muy intensos, mucho aventaja en tradiciones, costumbres y abolengo histórico, su gente es galana y muy de a caballo.

Hace tiempo le escuché unos versos a un buen amigo mocoritense, y yo, como conozco profundamente a ese municipio, me parecen representar toda la esencia de Sinaloa que se concentró en Mocorito y pienso que el hombre de la ciudad no los podrá apreciar en toda su magnificencia:

 

“ESOS CINCO DE A CABALLO QUE VIENEN DE TERAHUITO COMO NO TIE-NEN QUE HACER SE ROBANA MOCORITO”.

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 21, páginas 22-23.

 

Escudo de Mocorito, Sinaloa, fragmento

Fragmento del escudo de Mocorito Sinaloa

 

Summary
Article Name
San Miguel Arcángel de Mocorito
Author
Description
Historia del pueblo y muicipio de Mocotiro, Sinaloa, México

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*