Mapas de Sinaloa

 

Rutas del movimiento insurgente durante la lucha por la independencia de México

 

La primera etapa del movimiento de independencia estuvo caracterizada por la rapidez y el éxito con que se propagó la rebelión. Por los mismos meses en que la muchedumbre encabezada por Hidalgo llegó a las puertas de la ciudad de México, estallaron motines en Zacatecas y San Luis Potosí, que culminaron con la huida de los peninsulares y la toma del poder por los independentistas. Derivado del triunfo insurgente en Guadalajara, a consecuencia del cual se organizó la expedición de José María González de Hermosillo. De igual manera fue lanzada otra expedición, al mando de Mariano Jiménez, cuyo objetivo eran las Provincias Internas de Oriente y que fue más afortunada pues logró un temporal dominio insurgente en la región de Coahuila, Texas, Nuevo León y Tamaulipas.

Cuando la suerte de la guerra dio vuelta, tras la decisiva batalla del Puente de Calderón, los principales caudillos insurgentes pensaron en escapar a los Estados Unidos a través de las Provincias Internas de Oriente, pero fueron capturados por un insurgente descontento y antiguo capitán presidial, Ignacio Elizondo. Recordemos que también fueron fuerzas presídiales las responsables de la derrota de José María González de Hermosillo en San Ignacio, Sinaloa. El comandante general de las Provincias Internas de Occidente, Nemesio Salcedo, apoyándose en ese mismo tipo de tropas, logró mantener el control sobre las provincias de Nuevo México, Chihuahua y Durango, y además pudo enviar tropas de auxilio a Zacatecas y Aguascalientes.

Este éxito de las tropas presídiales norteñas y de las fuerzas auxiliares de indígenas posiblemente se debió a que era gente toda ella acostumbrada a la actividad militar constante y a soportar tanto los grandes recorridos a realizar, así como a soportar el clima extremoso. Sus arreos militares y sus métodos de combate eran muy diferentes a los del soldado del centro de Nueva España, sobre el que demostraron superioridad en ese momento y lugar. Después de la sorpresa inicial, las tropas y las autoridades del septentrión novohispano mantuvieron una estricta vigilancia de los escasos grupos insurgentes en aquel extenso territorio y no hubo necesidad de que intervinieran en las acciones militares del sur.

En cuanto a la defensa del noroeste novohispano frente a la insurgencia, hay que señalar la importancia del liderazgo que ejerció Alejo García Conde. Al iniciarse el conflicto hacia 14 años que ocupaba el cargo de gobernador intendente, por lo que poseía un amplio conocimiento del territorio y la población. Respaldado además por un influyente y proporcionalmente numeroso sector que era de origen peninsular, o criollos de generaciones recientes, acató con entusiasmo todas las disposiciones del gobierno español, ya fueran edictos inquisitoriales contra los insurgentes, o juramentos de lealtad a las Cortes de Cádiz o proclamas de este mismo organismo.

Por lo demás, el sentimiento insurgente no tuvo fuerza en las Provincias Internas ya que, después del primer impacto llegado del centro del virreinato, apenas se encuentran unas cuantas noticias sobre supuestas conspiraciones. Por lo general no pasaban de ser opiniones aisladas de crítica al sistema monárquico o en defensa de la personalidad de los primeros caudillos insurgentes. Para referirnos al ámbito específico de Sonora y Sinaloa podemos decir que se dieron algunos casos de gente enjuiciada por la Audiencia de Guadalajara sospechosa de haber formado parte de las tropas de José María González de Hermosillo o de ser simpatizante de Hidalgo. Donde existió una débil resistencia militar fue en la parte sur de la gobernación, región serrana compartida por Sinaloa, Nueva Vizcaya (Durango) y Nueva Galicia, aunque sin mayor peligro para el gobierno español.

Si en el centro de Nueva España el movimiento insurgente pronto empezó a dividirse y languidecer —con señaladas excepciones, como las campañas de Morelos—, el fenómeno se agudizó en las Provincias Internas en general y Sonora en particular, territorios con problemas regionales característicos y demasiado alejados del centro del virreinato.

 

La lucha por la independencia de México y sus consecuencias en el estado de Sinaloa

 

Fuente: Historia General de Sonora, volumen II, De la Conquista al Estado Libre y Soberano de Sonora, Gobierno del Estado de Sonora, Hermosillo 1985.

 

 

 

Rutas del movimiento insurgente en México

Mapa de las rutas del movimiento insurgente en la lucha por la Independencia de México, su paso por Sinaloa

Summary
Article Name
Mapa itinerario del movimiento insurgente en México
Author
Description
La ruta llevada por el Ejército Insurgente de México, desde la capital con rumbo al noroeste en la entonces Nueva España.

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*