Gente en Sinaloa

Pedro de Tobar

 

Entre los primeros pobladores que tuvo la villa de San Miguel, se encontraba Pedro de Tobar, quien con su hermano Álvaro acompañó a Nuño Beltrán de Guzmán en la conquista del noroccidente, habiéndose establecido en Culiacán, donde vivió hasta el día de su muerte. Pedro era hijo de Hernando de Tobar, y además sobrino de Antonio de Mendoza, primer virrey de Nueva España.

Al realizarse la fundación de San Miguel, Nuño de Guzmán nombró a Pedro de Tobar “poblador antiguo” y le concedió repartimientos y encomiendas bastante productivos en la región de Mocorito. Después, cuando el virrey Mendoza organizó la expedición a Cibola y Quivira y puso al mando de la misma a Francisco Vázquez de Coronado, Tobar estuvo presente en la reunión previa que se efectuó en Compostela, en la que fue designado alférez, y en esa ocasión manifestó poseer 13 caballos, una cota de malla, algunas corazas, avíos y armamento indígena. En el transcurso de la expedición, a la cual llevó unos perros que fueron la sensación de la campaña, descubrió los pueblos de los indios hopis en Arizona, y más tarde, como consecuencia de que los nativos de la región de Sonora donde Coronado fundó la villa de San Jerónimo de los Corazones se rebelaran a causa de los abusos del capitán Diego de Alcaraz, Tobar fue enviado por Vázquez de Coronado para sofocar el movimiento.

Al concluir la aventura de Cibola, Pedro Tobar regresó a Culiacán para dedicarse a sus negocios, los cuales florecieron de tal manera que en 1564, cuando Francisco de Ibarra llegó a la región con su ejército en condiciones deplorables, era lo suficientemente rico como para aprovisionar y refaccionar a la hueste de todo lo necesario para que fuese a conquistar la provincia de Sinaloa, y al regreso del joven conquistador nuevamente lo proveyó con ropa, caballos, herrajes y víveres, provisiones que le eran necesarias para emprender la dominación de Chametla. Otro tanto hizo en la ocasión en que el gobernador de Nueva Vizcaya efectuó su expedición a Sonora, y cuando aquél fundó la villa de San Juan de Carapoa sobre las márgenes del río Fuerte, Tobar sustentó a su costa al nuevo poblado.

Se casó con Francisca de Guzmán, hija de Gonzalo de Guzmán, exgobernador cubano. La pareja tuvo 2 hijos: Hernando y la bella Isabel de Tobar y Guzmán, ejemplo de la belleza sinaloense, que habría de inmortalizarse como la inspiradora de Bernardo de Balbuena en su poema “Grandeza mexicana”. Además, Pedro de Tobar procreo otro hijo fuera de matrimonio, que fue su homónimo.

La fecha de la muerte de este distinguido poblador de Culiacán no ha sido establecida, pero lo más probable es que haya ocurrido entre 1567 y 1568; el padre Tello ubica a Culiacán como el lugar de su deceso y donde sus restos fueron sepultados.

Pedro de Tobar fue uno de los elementos principales para que el poderío y gente español penetrara en el norte de Sinaloa, y a él le pertenece un considerable crédito en el éxito del poblamiento de la provincia de Chametla, pues gracias a su participación logró Francisco de Ibarra efectuar su entrada hasta el río Fuerte, y después emprender la conquista de la región sur del actual territorio sinaloense.

Por otra parte, los colonos que se aventuraron a vivir más allá del río Mocorito pudieron hacerlo gracias a la ayuda del prominente vecino de Culiacán, que también fue pionero de la riqueza pecuaria de Sinaloa.

 

Tomado de: SINALOA, tierra fértil entre la costa y la sierra, Monografía Estatal, SEP, México, 1982.

Dibujo de la artista sinaloense Rina Cuéllar tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 51, páginas 57.

 

 

Pedro de Tobar

Pedro de Tobar, dibujo de la artista sinaloense Rina Cuéllar

 

Summary
Name
Pedro de Tobar
Company
Virreinato de la Nueva España
España

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*