Mapas de Sinaloa México

Misiones jesuitas en el noroeste  año 1699

 

De las órdenes religiosas que en Nueva España se encargaron de la evangelización de los indígenas, la última en establecerse fue la Compañía de Jesús, a cuyos miembros se llamaba “jesuitas”. Estos religiosos llegaron a la ciudad de México en el año de 1572 donde se dedicaron a la educación de los jóvenes españoles, que fue su principal actividad. Sin embargo, los jesuitas estaban también destinados a la evangelización de los indios; así lo había dispuesto el superior general de la orden —San Francisco de Borja— cuando los envió a las Indias.

La oportunidad para que los jesuitas realizaran labor misionera se presentó en 1589 cuando el gobernador de Nueva Vizcaya, Rodrigo del Rio Loza, solicitó al virrey y al superior provincial de la orden que enviaran sacerdotes para la conversión de los indios de Sinaloa. La petición fue atendida con la designación de dos religiosos, Martín Pérez y Gonzalo de Tapia, quienes llegaron a la villa de San Felipe y Santiago el día 6 de julio de 1591. Así se iniciaba una nueva etapa en la historia de la penetración española en el noroeste.

Es difícil consignar la fecha precisa de fundación de cada misión, pues mientras que algunos autores indican la imprecisa fecha en que los misioneros realizaban las primeras “entradas”, otros señalan el momento en que se designaba el primer misionero de planta, o la fecha en que empezaba el registro de bautismos. Las entradas eran visitas esporádicas que los jesuitas hacían a los indios gentiles para iniciar el contacto con ellos; así que entre la entrada y la asignación de un misionero podían transcurrir varios años. Por ejemplo, hemos tornado 1591 como la fecha de fundación de las misiones del río Sinaloa por ser el año en que llegaron los jesuitas, pero es indudable que su establecimiento como pueblos de indios fue en fecha posterior. Preferimos seguir la información que proporciona el investigador Charles W. Polzer, con pequeñas modificaciones.

También es preciso tener en cuenta que al correr del tiempo muchas misiones cambiaron de sitio, mudaron de nombre, se fundieron unas con otras, o bien desaparecieron, según las circunstancias lo pedían. A continuación señalaremos algunas observaciones sobre el proceso de expansión de las misiones en referencia.

La formación del sistema de misiones tuvo una fase inicial entre 1591 y 1608 en que se consolidaron los primeros asentamientos indígenas; La “Misión de Sinaloa” como entonces se le llamaba. A partir de 1614 se inició un coordinado proceso de expansión del sistema misional que termino en 1699.

Entre 1614 y 1620 los jesuitas fundaron 27 misiones entre indígenas cahitas de los ríos Sinaloa, Mocorito, Fuerte, Mayo y Yaqui. Eran estos grupos los más numerosos de la región, de semejantes condiciones culturales y de lenguas afines. La rápida ocupación del área cahita se explica por la alta densidad de la población indígena, por las condiciones naturales que permitían la agricultura con técnicas sencillas, por la eficiente cooperación del capitán Martínez de Hurdaide y el incremento en el número de misioneros, pues de 11 que había en 1613 creció a 26 en 1623. Los jesuitas más destacados en este momento fueron los padres Andrés Pérez de Ribas, Pedro Méndez, Cristóbal de Villalta, Vicente del Águila, Tómas Basilio, Diego de la Cruz, Pedro Castini y Julio Pascual.

Hacia 1619 los jesuitas iniciaron la penetración entre los grupos indígenas de pimas bajos y opatas que ocupaban la provincia de Sonora, cuyos territorios se designaban en aquel entonces como Pimería Baja y Opatería.

 

Fuente: Historia General de Sonora, volumen II, De la Conquista al Estado Libre y Soberano de Sonora, Gobierno del Estado de Sonora, Hermosillo 1985.

 

 Sinaloa; la distribución de las misiones jesuitas durante la época colonial

mapa misiones jasuitas

Mapa sistema de misiones jesuitas en Sinaloa – Sonora año 1699

 

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*