Gente de Sinaloa

 

JUAN DE DIOS BÁTIZ, SINALOENSE Y MEXICANO EJEMPLAR

 

Por: Salvador Robles Quintero

 

Sinaloa tiene el orgullo de contar entre sus hijos distinguidos a un hombre que en larga y fructífera existencia ha dado a México el fuego de una juventud combativa, la madurez lúcida para la creación de instituciones de enseñanza popular y la serenidad sabia de un ejemplo de sencillez, generosidad, nobleza y honradez; Juan de Dios Bátiz Paredes.

Juan de Dios Bátiz, desde joven, en su trayectoria militar y político, dió muestras de su firme convicción revolucionaria unida a una lealtad permanente hacia los hombres que representaban la institucionalidad, empeñado en salvaguardar al gobierno del Presidente Madero y combatiendo más tarde dentro de las huestes constitucionalistas hasta ostentar con dignidad y prudencia la Comandancia Militar del Territorio de Tepic y la jefatura del estado mayor de su jefe y paisano, general Rafael Buelna, el legendario “Granito de Oro’.’. Su devoción y lealtad a Lázaro Cárdenas y lo que éste representa en la historia contemporánea, son proverbiales.

La participación profesional del Ing. Juan de Dios Bátiz en las tareas constructivas y administrativas durante el período revolucionario de nuestro país estuvo centrada, principalmente, en las obras de ingeniería civil del Departamento Agrario, como jefe del departamento administrativo de la Secretaría de Gobernación, como director de previsión social de la Secretaría del Trabajo, así como director general del Banco Nacional Hipotecario, Urbano y de Obras Públicas; en el campo educacional fué jefe del departamento de enseñanza técnica, comercial e industrial de la SEP en el régimen de Lázaro Cárdenas.

Su amplio sentido revolucionario, su decidida vocación de servicio al pueblo y el anhelo de luchar para la obtención de la justicia social, lo hicieron participar en diversas campañas políticas dentro de su natal Sinaloa y en el país, que lo llevaron a ocupar los cargos de regidor municipal en Culiacán, una vez diputado local al Congreso del Estado, también tres veces diputado federal al Congreso de la Unión, habiendo sido designado gobernador constitucional interino de Sinaloa, y fue electo a un escaño como Senador de la República.

Pero el mayor timbre de orgullo y la más distinguida actividad en que se recreara el Ing. Juan de Dios Bátiz, estuvo cifrada en el campo de la docencia, donde ha realizado sus más relevantes y trascendentes esfuerzos para lograr una positiva transformación material y social que la educación popular y revolucionaria con sentido nacionalista ha alcanzado para México. El llamado vocacional a la docencia que se manifestó en su juventud como profesor de matemáticas en la Universidad de Occidente, vino a culminar cuando su trayectoria de técnico y de maestro le inspiró el primer proyecto que presentó al Presidente Cárdenas para fundar el Instituto Politécnico Nacional, que concentraría las escuelas técnicas fundadas por el Presidente Juárez y por los presidentes Obregón y Calles y como una institución capaz de dar a la educación mexicana un carácter eminentemente popular y nacionalista, canalizada a desarrollar la tecnología y la ciencia autónomas y de cuya alma mater han egresado más de ochenta mil profesionales con espíritu imbuido en progresismo y justicia social.

El Instituto Politécnico Nacional fue concebido, inicialmente, como una universidad de Estado, como el núcleo del sistema nacional de enseñanza técnica, como la escuela superior para los hijos de los trabajadores y de los soldados, como la cumbre más alta de un sistema evolutivo cíclico y gradual desde el jardín de niños hasta los cursos de postgraduado para capacitar a quienes harían posible la independencia económica de México y el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestro pueblo. Era natural entonces, que Lázaro Cárdenas apoyara con entusiasmo y recursos a la naciente institución.

Juan de Dios Bátiz jamás se ha alejado de los jóvenes del glorioso IPN: maestros, directores, alumnos, empleados y egresados, lo hemos visto siempre como una antorcha encendida de amor al Politécnico y de lealtad a México, sus consejos y apoyo constituyen una larga cadena de servicios ininterrumpidos. En los años recientes, millares de sinaloenses lo recordamos entre el regaño y la broma siempre cariñosa, como presidente del Patronato de la Casa del Estudiante Sinaloense que él rescató del abandono e impulsó, como ejemplo a otras entidades federativas. Gracias a este otro ejemplo, hoy existen centenares de casas estudiantiles, infortunadamente algunas desvirtuadas en su naturaleza y fines.

Si la vida de Juan de Dios Bátiz no puede desligarse de su obra cumbre: el Instituto Politécnico Nacional, tampoco puede separarse de su noble y abnegada compañera Doña Laurita Pérez de Bátiz que le ha brindado siempre a su esposo la fé, la devoción, el amor y el respaldo indispensables para que Juan de Dios Bátiz cumpliera su tarea, su inmensa tarea, al servicio de la patria.

Juan de Dios Bátiz es ejemplo también de acrisolada honradez. Después de haber ocupado altos cargos políticos y administrativos no tiene fortuna que legar ni mancha que esconder. Vive sencilla y modestamente, como los auténticos héroes civiles de nuestra historia.

En recompensa a una prolongada, dinámica y brillante existencia, vivida con extraordinaria intensidad al servicio de México, la Honorable Cámara de Senadores ha otorgado a Juan de Dios Bátiz la medalla “Belisario Domínguez” 1977. Con éllo el Senado de la República demuestra su patriotismo y su conocimiento de los genuinos valores de la cultura nacional.

Honor muy merecido que nos llena de legítimo orgullo y satisfacción a los egresados del Politécnico y a todos los sinaloenses.

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 4, páginas 15-16.

 

Juan de Dios Bátiz Paredes

Ing Juan de Dios Bátiz Paredes; sinaloense y mexicano ejemplar

 

Summary
Name
Juan de Dios Bátiz Paredes
Job Title
Político
Company
instituto Politécnico Nacional
Address
Sataya, Navolato,Sinaloa, México

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*