Historia de ciudad Mochis

December 10, 2014

 

Historia de las poblaciones del Estado de Sinaloa México

 

HISTORIA DE CIUDAD MOCHIS

 

Por: Héctor R. Olea

 

El utopista norteamericano Albert K. Owen ideó establecer un falansterio comunalista en el puerto de Topolobampo.

El primer grupo de colonos llegó en el vapor “Newbern” el día 10 de noviembre de l886.

La caravana se estableció en terrenos rentados a D. Martín Vega, treinta millas tierra adentro, donde hicieron las primeras construcciones de acuerdo con el modelo de los nativos, pero esos chinames adquirieron un nuevo carácter porque contaban con ventanas y chimeneas al estilo de las fincas sureñas del Missisipi.

La mayoría de los colonos pertenecían a la tradición protestante o calvinista, es decir, eran miembros de la secta religiosa llamada “Evangelio Social Cristiano -Social Gaspel- que fomentaba la formación de comunidades para practicar la hermandad entre los hombres, el amor y la ayuda mutua, quizá, por este motivo, le pusieron a esta primera fundación el nombre de El Sufragio por haber iniciado “una obra buena’,’ según ellos, voto que se aplicaba a las almas del purgatorio.

Los colonos de Albert K. Owen rentaron al latifundista Don Zacarías Ochoa mil acres de tierra, intermedios al Estero de Santa María y el pueblo de indios de Ahome, lugar en el cual efectuaron la segunda poblazón con el nombre de La Logia, en virtud de que en la comunidad había algunos libre—pensadores y francomasones para significar “Lugar donde se celebran asambleas”, considerando que a este sitio concurrían los colonos que, en dos años y dos meses, se habían reconcentrado y distribuido en Topolobampo, el Sufragio y Cahuinahua, una congregación indígena; en esta forma organizados dieron principio a sus trabajos agrícolas en enero de 1888.

Al año siguiente se inició una nueva etapa para la colonia con la llegada en el vapor “Romero Rubio” de Cristian B. Hoffman, el día 7 de abril de 1889. Este nuevo colono se hacía pasar por un pudienle industrial de Kansas, había sido diputado y aparentó, en los primeros años, seguir las teorías ulopistas de Owen. En un viaje de Owen a Kansas tuvo un acuerdo con Hoffman, quien reunió dinero y organizó la sociedad “Kansas Sinaloa Investment Compañía” a la que cedió “Credit Fonder of Sinaloa” formada por Owen varios miles de acres de tierras, en virtud de un poder que le habían otorgado los denunciantes, “de tierras baldías’,’ señores Blas Ibarra y Francisco Orrantia radicados en El Fuerte, Sinaloa.

Owen que había partido para la ciudad de México logró firmar un contrato. directamente con el gobierno federal, que estaba representado por el Ministro de Fomento, señor general D. Carlos Pacheco, para el establecimiento de una Colonia Modelo en el puerto de Topolobampo, con fecha 28 de febrero de1890.

En este documento el norteamericano Owen aceptaba establecer en el puerto de Topolobampo y en el rancho de Mochis (más bien una congregación indígena con este nombre) un grupo inicial de quinientas familias y en el curso de los cinco años siguientes un mil quinientas más. Cada colono tendría derecho a la posesión de cuarenta hectáreas, y el colonizador señor Owen se comprometía, además, admitir en su comunidad un 25% de colonos mexicanos.

Albert K. Owen, después de resolver el aspecto legal y de reunir recursos económicos por medio de acciones expedidas en los Estados Unidos por medio de la sociedad “Credit Foncier of Sinaloa” inició la construcción de un canal llamado Los Tastes, el día 4 de enero de 1891, con el fin de aprovechar las aguas del río El Fuerte, conforme a la concesión que se la había otorgado, obra que terminó el día 2 de julio de 1892.

Esta fecha fue de suma importancia para los colonos norteamericanos y se celebró la introducción del agua, con un programa especial que se inició al abrir las compuertas del canal el Ing. Eugen A. H.Tays, quien lo planeó, trazó y proyectó, además en el mismo lugar, un nuevo asentamiento humano que ocupó las tierras de la antigua congregación de Mochis.

La construcción del canal Los Tastes provocó una disputa y la división de los colonos en dos grupos: uno encabezado por Owen que se le llamó de los “Sants” (santos) o “comuneros”; y el otro formado por Hoffman, renegado de las ideas humanistas, cuyos miembros eran conocidos por “Kiekers” (pateadores) o capitalistas, que exigían el establecimiento de la propiedad privada.

Los partidarios del utopista Owen ocuparon, conforme se proyectó la parte baja del canal y en ese predio hicieron la tercera y definitiva fundación con el acto de inauguración de esta primera obra, el día 2 de julio de 1892, y el trazo de una nueva población a la que se le puso el nombre de The Public Farm, que puede traducirse como La Granja Colectiva, de la cual quedan restos de sus construcciones en el área de la actual ciudad de Los Mochis.

Los individualistas bajo la dirección de Hoffman se adjudicaron, en la misma fecha, un mil setecientos acres en la parte alta del canal que se dividieron en pequeñas parcelas, de cinco a diez acres; esta área de los partidarios de la propiedad privada se llamó Plat, que significa Parcela.

En el mismo año de 1892, llegó el colono Edward Lycan, técnico azucarero por largos años residente en las Islas de Hawai, quien descubrió que las tierras barrialosas eran propicias para el cultivo de la caña; además, observó también que se contaba con el agua suficiente del caudaloso río Fuerte, aprovechable, con pequeñas obras de irrigación. Lye an le propuso al hacendado D. Zacarías Ochoa procesar, en un ingenio moderno, la caña sembrada para el trupiche de “El Águila”. Aceptada la proposición el norteamericano trajo maquinarias de los Estados Unidos.

Otro socio lo fue el colono Benjamín Francis Johnston que había llegado, dos años antes, de su tierra nativa Nueva York; modesto empleado bancario en el Oeste, encontrándose en San Francisco se embarcó para Topolobampo en busca de una fácil fortuna, en tierras sinaloenses; fue protegido y se ligó en compadrazgo con D. Zacarías Ochoa, y, a la muerte de Lycan víctima de malaria, Johnston inexplicablemente lo sucedió en la sociedad aportando el dinero suficiente y surgió “El Águila Sugar S. Refining Co” (Compañía Azucarera del Águila, S.A.) Johnston aportaría, según nuevo convenio el ingenio y el señor Ochoa la caña percibiendo por esto un 40% de los beneficios de la empresa.

Tres años después de la fundación del punto agrícola Public Farm o Plat, en 1895, Owen publicó la última edición de su periódico “The Credit Fonder” en Hammmonton, New Jersey, para colocar acciones de su compañía y allegarse fondos destinados a la colonia norteamericana establecida en Sinaloa. Owen resolvió, ante el fracaso económico, designar al colono Benjamín Francis Johnston con el carácter de liquidador y beneficiario de la sociedad “Credit Foncier of Sinaloa”.

Johnston, heredero de la utopía de Owen, cambió de ideas y se asoció con Hoffman, que soñaba con la construcción del Ferrocarril Kansas City, México y Oriente concebido también en el proyecto de Owen, Johnston en sus nuevas funciones, desde luego, procedió a liquidar usando los más diversos métodos a todos los “Sants” y suprimió la granja que ocupaba el área donde estaba The Public Farm, en un periodo comprendido de 1896 a 1900. En un proceso de integración monopolística fueron desposeídos de sus tierras sus antiguos compañeros de hermandad debido al denuncio que de ellas hizo como “terrenos baldíos” Johnston, asegura la literatura popular, “era un caballero con alma de pirata”.

 

El norteamericano Johnston resolvió en 1901 trasladar la “Compañía Azucarera del Águila, S.A.”, al punto agrícola nombrado Plat, trazó un nuevo y moderno piano de la población, contrató los servicios del señor José María Valenzuela para que le fabricara trescientos mil ladrillos destinados a la construcción del ingenio, construyó primero la fábrica enseguida las oficinas, y por último, el “Hotel Mochis” el primero que existió que desapareció poco tiempo después.

Los primeros pobladores mexicanos fueron el citado señor Valenzuela, originario de San Miguel, Sinaloa; el señor Adelaido Gómez y Beltrán con su esposa Josefina Ibarra, nativos de la Sierra de los Parra, Mocorito; también se establecieron, poco tiempo después, los comerciantes: Manuel Borboa, de Mochicahui; Leonicio Ruiz, Ricardo Miranda, Donato Calderón y Celedonia Aragón en 1905.

El poblado de Plat estaba compuesto del agrupamiento de chinames en que vivían los trabajadores del Ingenio y la residencia “La Varsovia” albergue para huéspedes distinguidos y donde vivían las familias norteamericanas. Los trabajadores posteriormente fueron instalados en un predio al sur de la vía del ferrocarril Kansas City, México y Oriente; en ese lugar se urbanizó después la llamada “Colonia Inés” (hoy Insurgentes) en honor de la señora Inés Adela Sherwood, segunda esposa de Johnston.

En el poblado de Plat el barrio norteamericano era una zona residencial espléndida que contaba con mansiones confortables y hermosos jardines de plantas traídas de las más lejanas regiones del mundo. Esta ciudad yanqui estaba alambrada e imponía sus derechos de extraterritorialidad, mantenía policía privada y circulaba su moneda propia, fuera del control de las autoridades mexicanas La residencia de Johnston era conocida por “La Casa Grande” Este poderoso industrial nor-teamericano construyó un hipódromo al pie del cerro de “La Memoria” cuyo nombre se le impuso por los colonos porque en su base fue instalado el primer cementerio de la colonia, “The Memorial Hill”.

Benjamín Francis Johnston, creó la segunda compañía, a principios de 1903, bajo la razón social de “The Sinaloa Sugar Company”, y al año siguiente, murió su socio principal el señor Zacarías Ochoa, el 17 de mayo de 1904, cuando apenas se había logrado, meses antes, la primera zafra del Ingenio el dia 5 de julio de 1903.

 

El gobernador del Estado, general D. Francisco Cañedo, promulgó el decreto número 46 expedido por el XX Congreso local, autorizado por id diputados Dr. Antonio Hass, Ignack M. Gastélum, y José Ramos, en la ciudad de Culiacán, el día 30 de abril; de 1903, erigiendo las alcaldías de Topolobampo y Mochis, para cumplir con las formalidades legales establecidas en la concesión otorgada por el Ministro de Fomento, general Carlos Pacheco, con fecha 28 de febrero de 1890.

 

Así se le impuso en forma oficial. el nombre de Los Mochis a la antigua población de Plat fundada por Albert K. Owen y Cristian B. Hoffman el día 21 de julio de 1892.

Johnston logró concentrar a la designada población de Los Mochis todos sus negocios azucareros, al clausurar El Águila, La Constancia, y La Florida, las que puso bajo una nueva razón social: “United Sugar Cias, S.A.” Esto originó un aumento considerable en la población en Los Mochis y se inició, además, el cultivo del jitomate para fines de exportación, en el año de 1907.

 

Los investigadores nacionales y extranjeros, han glosado con todo pormenor la historia de esta negociación transnacional: los litigios escabrosos, los denuncios de “tierras baldías”, las especulaciones con “vales’,’ “cacharpas” y “bilimbiques’,’ las hábiles maniobras financieras, los cohechos, los sobornos, la evasión de impuestos fiscales, los contratos leoninos, las especulaciones con títulos de crédito, las concesiones, las operaciones con monedas devaluadas, etc.

 

Con estos métodos, se logró cimentar un imperio económico en la nueva ciudad de Los Mochis, vestigio del sueño comunalista de Owen y fruto capitalista del ingenio de Johnston que finó sus días en Hong Kong, China, el 4 de marzo de 1937.

 

 

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 15, páginas 10-12.

 

Historia de Los Mochis, Sinaloa, México

Cerro de la Memoria en Los Mochis, Sinaloa, México

 

Summary
Article Name
Ciudad de Los Mochis
Author
Description
La historia de la formación, fundación y evolución de la ciuda de Los Mochis en el estado de Sinaloa

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*