Héroes de la Revolución Mexicana, gente en Sinaloa

 

HILARIO RODRIGUEZ MALPICA, hijo

 

Al replantear el quehacer de dignificación de los héroes que dieron su esfuerzo y sangre a la causa de la Revolución Mexicana, para poder así reconocerles su aportación individual y colectiva de la etapa histórica de nuestro país que significa en la historia esa lucha armada, centrándonos específicamente a los hechos ocurridos en suelo y en la franja del mar patrimonial correspondiente al Estado de Sinaloa, es propicio hacer mención del héroe de Topolobampo, Hilario Rodríguez Malpica marino de profesión.

Sinaloa tiene de nacimiento grandes hombres y mujeres revolucionarios que con su valentía, decisión, coraje entre otros atributos contribuyeron al engrandecimiento de este movimiento social que fue la Revolución Mexicana en nuestro país y que hoy forman parte de esa recordada gran camada histórica de patriotas que dieron lustre a esa lucha nacional, pero también existen gran cantidad de personajes que nacidos en otros estados de México formaron parte de los hechos de armas en Sinaloa como es el caso de Hilario Rodríguez Malpica.

Hilario Rodríguez Malpica, Nació en el seno de una familia militar en Coatzacoalcos, Veracruz, entidad del golfo de México, el 2 de noviembre 1889. Muy pequeño por decisión familiar realizó sus estudios primarios en la Ciudad de México y en 1904 regreso a su estado natal donde ingresó a la Escuela Naval de Veracruz, de la que salió en 1909.

Fue hijo del contralmirante del mismo nombre y apellidos, Hilario Rodríguez Malpica, padre, era un revolucionario que se unió a la causa de Francisco I. Madero, el apóstol de la democracia a su triunfo lo nombró jefe de su Estado Mayor, también contendió para la gubernatura de su natal Veracruz pero su baja popularidad no le sirvió para el triunfo.

Volviendo a la vida de Hilario Rodríguez Malpica, hijo, sus primeros servicios militares los presto en el cañonero “Bravo”, para después pasar a los buques “Progreso”, en el “Morelos”, “Yucatán” y el “Zaragoza” sucesivamente.

En noviembre de 1911 fue ascendido a subteniente, asignándosele sus servicios al buque “Tampico”; en 1913 fue promovido a teniente. En 1914 su buque se encontraba asignado al puerto de Guaymas en Sonora y su misión era el de combatir contra las fuerzas constitucionalistas revolucionarias.

En febrero de 1913 el “Tampico” sale del puerto de Guaymas hacia el litoral sinaloense donde Hilario Rodríguez Malpica por sus convicciones revolucionarias y con el valor entendido de que el gobierno usurpador de Victoriano Huerta debía ser derrocado con firme decisión en acuerdo con otros mandos militares de la embarcación se reveló y se unió a las fuerzas de Álvaro Obregón, que comandaba al Cuerpo de Ejército del Noroeste fracción del Ejército Constitucionalista de Venustiano Carranza, quedando como capitán del “Tampico”, haciendo entrega del navío a la causa constitucionalista desde el día 24 de febrero de 1914, días después el propio Carranza en reconocimiento a su valor le otorgó el grado de Capitán de Navío

Victoriano Huerta envió buques a combatirlo. El 14 de junio de 1914 Hilario Rodríguez sale de Guaymas rumbo al Puerto de Mazatlán, el día 15 el buque de la marina del gobierno de Huerta “Guerrero” tiene noticias de que el Tampico se encuentra cerca y se lanza a su caza por lo que el 16 de junio de 1914 tuvo un enfrentamiento naval entre el “Tampico” y el “Guerrero” en el farallón de San Ignacio cerca del mismo Topolobampo en Sinaloa.

El “Guerrero” se encontraba en una situación sumamente ventajosa en cuanto a artillería y de las propias condiciones de navegación y combate respecto al constitucionalista “Tampico” además de que se encontraba fondeado y con las calderas apagadas por lo que le fue imposible maniobrar para una defensa adecuada, al “Tampico” no le queda más posibilidades que la de enfrentar a la embarcación enemiga y empieza a darse el intercambio de fuego recibiendo la nave de Hilario Rodríguez Malpica varias granadas, tripulación empezó a abandonar al “Tampico”, ante esto Hilario para poner orden mato a dos de los insubordinados e hirió a otro, al ver esa determinación del comandante, el resto de la tripulación tomo de nueva cuenta sus posiciones para continuar con su menguada defensa.

En el transcurso de los minutos se dio intercambio de uno a otro navío, el “Tampico” también hizo blanco en el ¡Guerrero” pero las municiones se agotaron en el primero lo que se tradujo en su inminente derrota; una granada estallo en la popa del “Tampico” provocando incendio, por lo que ante este hecho y la segura perdida del combate, Hilario Rodríguez Malpica ordenó al maquinista abrir a su máxima capacidad las válvulas para provocar el auto hundimiento del “Tampico”.

El comandante del cañonero “Tampico” Hilario Rodríguez Malpica dio instrucciones para que los heridos fueran embarcados en lanchas y botes de remo para procurar su salvación, y en un hecho de heroísmo, patriotismo, lealtad a su causa y al proceder de los ilustres marinos en combate, decidió suicidarse y provocar el hundirse con su navío.

Hilario Rodríguez Malpica agarró su arma y pronunció sus últimas palabras que fueron:

-Compañeros: ¡Viva la Revolución!

Inmediatamente disparo cayendo y acabando así la vida de este héroe de la Revolución Mexicana, Hilario Rodríguez Malpica, recordado veracruzano.

 

 

Hilario Rodríguez Malpica

Hilario Rodríguez Malpica, héroe de la Revolución Mexicana

 

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*