Heraclio Bernal

November 24, 2014

Personajes de Sinaloa

 

HERACLIO BERNAL

 

Por: Alfredo Ibarra Rodríguez

 

—Pelo castaño obscuro, fino y quebrado.

—Ojos café obscuro, nariz recta, barba partida, mirada un poco triste y dura en ocasiones.

—¿Estatura? Mediana (como 1.70 m.) y complexión normal. Con la barba crecida, el pelo un poco largo, parecía un Cristo en la fotografía que teníamos en la casa. Carácter apacible y alegre cuando estaba en reuniones.

—Lo recuerdo en un gran baile que se dio a la cosalteca doña Francisca Bátiz, esposa del gobernador. La fiesta fue en casa de don Florentino Sáiz (o Sáez). Doña Francisca llevaba un rebozo de seda y un velo de gasa. Otras damas usaban velo de muselina o de organdí. Otras llevaban finísimos rebozos de seda traídos de la Gran China.

Estas palabras son de Josefina Ferreiro Vda. de Acosta, cuya hija Mercedes, casó con el Gral. Ramón F. Iturbe.

Mi madrina, doña María Paredes Vda. de Aragón, me hizo un magnífico regalo que adquirió en Vado Hondo. Un manifestó con letra muy elegante que dice:

—“HERACLIO BERNAL, jefe del Ejército Restaurador de la Constitución de 1857, a los habitantes de la República. MEXICANOS:— Los hombres que a título de fuerza, de fraude, se han adueñado de los destinos de mi Patria, me llaman BANDIDO solamente porque he resuelto defenderme antes que darles candorosamente mi vida”.

—“Cuando la traición me privó de mi jefe y un amigo en la persona del General Jesús Ramírez y Terrón, antes partidario de los Textepecanos pero a I fin su azote, debido a I profundo desengaño que tuvo acerca de las “virtudes” de esos hombres funestos para la Patria, me resolví a vivir aislado en un pueblo infeliz, hasta que no pudiendo vivir tranquilo en mi hogar, tomé una carrera harto difícil y peligrosa para mí”.

“Después de cuatro años de privaciones, miserias y peligros, he logrado dominar esta serranía en más de treinta leguas a la redonda; sin embargo se que tropas de México de Sinaloa y de Durango, me persiguen y asedian por todas partes. Es que todos estos soldados de Tuxtepec, siguen la veracidad de su fuente, roban, incendian, matan y se burlan de la honra y honor de las familias, mientras que respecto de mis subordinados y de mi, nadie podrá levantar una queja”.

“He tocado los minerales de San Andrés (de la Sierra), Jocuistita, Guadalupe de los Reyes y Ventanas, porque ahí se me ha hecho traición; pero quitando esos cuatro episodios de mi vida pública y aunque me llaman bandido, puedo disputar honor y mejores sentimientos a mis enemigos”.

“Yo a nadie he perseguido ni molestado si no es a aquellos que se obstinan en derrumbarme. Soy favorecido y mis soldados de cuanto el favor pone en mis manos. Firme en el propósito de hacer el bien y sin los tamaños necesarios para encabezar un movimiento popular y dirigir, iba a prestar mi escaso contingente a quien debía ser guía de todos nosotros, pero la fortuna de Tuxtepec y su sed de sangre, ha puesto de otro modo las cosas, pero estoy propuesto a seguir las indicaciones de los que todavía viven y se han propuesto a llevar a cabo el plan político que antecede y que he proclamado el día de hoy, como el Salvador de la honra y progreso de mi patria!”.- Conitaca, junio 13 de 1880. (Firmado, Heraclio Bernal).

0 0 0

EL PLAN a que se refiere Bernal es puramente político y dice:

—Considerando: lo.— Que el Gobierno de don Porfirio Díaz no reconoce por fundamento a la Ley. 2o.— Que tampoco ese gobierno se recomienda por la justicia de sus actos y pureza de su administración. 3.— Que en ese mismo gobierno se ha entronizado la tiranía con su inevitable cortejo de la inmoralidad, desenfreno, violación de las leyes, atropello de las garantías, atentados asombrosos contra la vida del hombre, impunidad escandalosa y falta absoluta de respeto a la patria y de interés por su progreso y bienestar. 4o.— Que es lícito a los ciudadanos derrocar a los tiranos por cuantos medios estén a su alcance. Resolvemos: lo.— Cesa el Gobierno de Don Porfirio Díaz y se proclama el restablecimiento practico de la Constitución de 1857 con sus reformas”.

Como sería muy largo transcribir todo el Plan político, diremos algunas de sus ideas: Erección de los Estados del Valle de México, Cantón de Tepic y Laguna de Tlahualilo (de estos falta el largamente soñado Estado de La Laguna).- Libertad de sufragio sin intervención de las autoridades en los comicios electorales. Municipio libre. Abolición de la pena de muerte. Ejidos a los pueblos y lugares públicos donde hubiere más de 2,000 habitantes. Jurado popular. Vías férreas comunicando a las capitales del país. Patriotismo honradez, lealtad y decisión en el desempeño de puestos públicos.

El Plan se proclamo en la Sierra de Conitaca en enero de 1887 y lo firmaron Bernal, el Tte. Cor. José López Barbolín, Com. de Bat. Jesús Chavira, Com. de Escuadrón Eduardo Briones y Domingo Portillo. Caps. Hermenegildo Soria, Jesús Rodríguez y Lázaro Rodríguez, Tte. Guadalupe Arreola, Subtte. Pedro Morán, Alférez Jacinto Álvarez y Rafael López Reyes.

El gobernador don Francisco Cañedo supo que este manifiesto había sido redactado “por un personaje de significación social y política del vecino Edo. de Durango, que se hallaba, en unión del Gral. García de la Cadena no sabemos cómo, en relaciones con el bandido Bernal”.

M. Morfín Chávez, aI parecer gobernador de Zacatecas, aprehendió en la ciudad de Zacatecas a Feliciano Correas, alias Correítas, a Melesio Delgado y Calderón y María Luisa Sánchez. Correas fue enviado a México en donde estuvo preso bastante tiempo.

 

Cañedo, estando en Mazatlán, ofreció 10,000 al que capturara a Heraclio Bernal, ofrecimiento que causó mala impresión en el Estado. El gobernador de Durango, Gral. Juan Manuel Flores, colaboró con 5,000.

Mi padre fue a medir un fundo minero por la sierra. Lo acompañé. De Rancho Viejo seguimos acompañados por un guía. Hablaron de Heraclio Bernal. A ruegos míos nos desviamos hasta frente a la cueva donde vivió el querido rebelde. Estaba cubierta de maleza muy tupida. Mi padre comentó, como si no lo supiera, que habían matado a Bernal en una balacera según se había publicado.

—No es verdad —contestó el guía—. Nuestros padres eran gente de Bernal. Cuando Heraclio se sintió muy enfermo, llamó a un compadre y le dijo: “Creo que me voy a morir. El gobierno ofrece 10,000 por mi cabeza. Quiero que cuando muera me de unos balazos y lleve mi cuerpo a Cosalá, cobre la recompensa y reparta el dinero entre esta gente. No deben desperdiciarse tantos pesos”.

—No recuerdo cual era el compadre, si Crispín García o el tío de Crispín, Jorge Ayón. Alegaron mucho porque Crispín se negaba rotundamente a cumplir la orden, pero se rindieron a las súplicas y aceptaron. Después de muerto Bernal, le dieron dos balazos y lo entregaron al teniente Enrique Fernández después de una balacera al aire en que se simuló el ataque a la cueva. Se dice que se tomó un preso, quien aI querer escapar fue muerto. Ese preso que “mataron” vivió todavía varios años.

Las autoridades de Cosalá sabían que quienes llevaban el cadáver eran gente de Bernal. Los médicos que hicieron el examen se dieron cuenta de que los ba-lazos fueron POST MORTEM porque no salió sangre ni huella de plasma; de todas maneras se pagó el dinero para que la gen¬te se apaciguara, dinero que se repartió entre otros, a mi (tío?) Crispín, a Jorge Ayón, Praxedis y Susano Félix, Conrado Ontiveros, Dionisio Haro y muchos otros que no recuerdo.

—¿Y si hubieran tornado presos a todos los que fueron a entregar el cadáver? — preguntó mi padre.

—Eso también lo había previsto Heraclio —contestó lentamente nuestro guía mientras calentaba el bastimento—. Habrían matado al prefecto Cleofas Salmón y a otros militares y no habrían tenido pacificación.

Heraclio Bernal fue sumamente audaz. Era ahijado de doña Consolación y a la vez padrino de Josefita Ferreiro, quienes vivían junto al Envase por la calle Mina. Heraclio visitaba a su madrina por las noches, entraba por el arroyo y con cualquier pretexto, la criada hacía que doña Consolación dejara las visitas y fuera a la cocina. Ella regresaba más muerta que viva. Nosotros gozábamos en el acto de Josefita en que interpretaba las congojas de doña Consolación…

“ Ay, hijo, te has metido en la boca del lobo, aquí afuera están casi todas las autoridades…! Y mi padrino se iba como una sombra. ¿Y quién iba a agarrar a una sombra? Las visitas más frecuentes eran el Cor. Gonzalo del Valle, el Juez de lra. Instancia Lic. Guillermo del Valle y otras autoridades.

—Cuando don Porfirio mandó tropas a perseguirlo, Heraclio vio pasar batallones a poca distancia desde alguna eminencia. Una vez, a fines de año, hubo una feria en Cosalá. Se levantó una carpa frente a la calle Hidalgo y cerca de la plazuela. El Gral. Cleofás Salmon estuvo allí jugando a la ruleta, igual que un individuo que estuvo junto a él. El hombre se fue y al rato llegó otro y le preguntó: ¿Es cierto que a Ud. lo mandaron a tomar preso a Heraclio Bernal?

Si —contestó el Gral. Salmón—,

pero anda por la sierra.

—iSe fijó en ese señor que estaba junto a usted, con el que platicaba mientras apostaban? ¡Pues ese es Heraclio Bernal!.

—No hablaré de todo el barullo, pero Heraclio se les escapó de entre los dedos y es más, regresó entre los soldados, tomó de nuevo la calle Hidalgo y se les fue arreando unos burros ¡Qué burla!

En ocasiones, Heraclio se perdía por varios días y ninguno de los suyos sabía de él. Volvía con oro que mandaba vender en Mazatlán. Ese oro era de los placeres de El Tambor, que produjo un escándalo mundial en los veinte. Por eso no tuvo necesidad de robar.

Después de su muerte, se hizo popular un corrido que lleva su nombre, se han escrito libros con su biografía, se han publicado novelas acerca de su vida con hechos que no sucedieron, pero que han hecho las delicias de los mexicanos y sus descendientes que viven en E.U.; se hizo una película que no alcanzó la grandeza que corresponde aI héroe como estas líneas tampoco reflejan la apasionante vida de Heraclio Bernal.

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 9, páginas 18-19.

 

Heraclio Bernal, personaje de Sinaloa, México

Heraclio Bernal, personaje nacido en Sinaloa, México

 

Summary
Name
Heraclio Bernal
Nickname
(El Rayo de Sinaloa)
Job Title
Bandido generoso
Address
Chaco, San Ignacio,Sinaloa, México

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Previous Post
«
Next Post
»