Heraclio Bernal en Concordia

December 23, 2014

 

 

Personas de Sinaloa

 

HERACLIO BERNAL EN CONCORDIA

 

Por: Isaías Ojeda

Siempre que se habla de Heraclio Bernal Zazueta, el astuto bandolero del siglo pasado a quien algunos estudiosos califican como precursor de la Revolución Mexicana, invariablemente se le liga con Cosalá y el famoso mineral de Guadalupe de los Reyes, al extremo de que muchos creen que era originario de esas tierras, cuando en realidad vio la luz primera en El Chaco, poblado cercano a la cabecera municipal de San Ignacio, el 28 de junio de 1855.

Pero si ubicarlo en su verdadera patria chica resulta confuso, más difícil se antoja relacionarlo con el histórico municipio de Concordia, donde al parecer radicó por breve tiempo, respondiendo a las exigencias del amor.

Es don Gilberto Lizárraga Lizárraga, agricultor de El Verde, quien habla a Presagio de este episodio perdido en la historia conocida del llamado Rayo de Sinaloa, quien traía en la sangre el espíritu de aventura, pues tres de sus tíos maternos: Eugenio, Merced y José eran bandoleros. El primero de ellos fue fusilado, el segundo asesinado en una riña en Cosalá y el tercero apodado “El Sordo”, al paso del tiempo se sumó a la gavilla de su sobrino.

Según se nos cuenta este apasionado de la historia concordense, Heraclio vivió en El Verde al lado de sus padrinos Gabino Mariscal y dona Nabor, que tenían su casa en la actual esquina de Reforma y Benito Juárez, a donde llegó acompañado de una jovencita de nombre Refugio, misma que raptó en Porras, poblado próximo a Villa Unión.

(Este dato resulta contradictorio con relación a lo que asienta Fausto Marín Tamayo en su libro ¡Aquí esta Heraclio Bernal!, pues según el acta de bautismo levantada el 22 de julio de 1855 por el cura José María Martín, encargado de la iglesia de San Ignacio, los padrinos fueron Manuel Maldonado y Petra Franco).

La estancia del forajido en dominios concordenses fue corta, pues enseguida partió rumbo a San Ignacio y Cosalá, dejando a Refugio encargada con sus padrinos; nunca más volvió por ella.

A la muerte de Heraclio Bernal, la jovencita contrajo matrimonio -dice don Gilberto- con Nicolás Peraza, vecino de este pueblo, procreando cinco hijos: Narcisa, Elvira, Jesús, Pedro y Luis. Aquí murió, ya anciana.

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 80, páginas 36-37.

 

El Rayo de Sinaloa en Concordia

El Rayo de Sinaloa- Heraclio Bernal en Concordia

 

Summary
Article Name
Heraclio Bernal en Concordia
Author
Description
El paso y estancia del bandido generoso sinaloense en el municipio de Concordia

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*