Sinaloenses revolucionarios gobernantes

 

 

GENERAL DE DIVISIÓN GABRIEL LEYVA VELÁZQUEZ

 

Formado en la matriz ideológica, social y cultural de la Revolución Mexicana, supo ser congruente con su origen; fue autentico revolucionario.

Hijo del protomártir de la Revolución Mexicana, el luchador social Gabriel Leyva Solano y doña Anastacia Velázquez, nació el 30 de junio de 1896 en los Humayes Distrito y hoy municipio de San Ignacio.

La vida y recuerdo de su padre asesinado el 13 de junio de 1910, marcaron para siempre su sentir por las causas populares de los mexicanos.

Alumno becado en la Escuela Normal para maestros de la ciudad de México abandona los estudios el 14 de mayo de 1914 para incorporarse a las fuerzas revolucionarias ubicadas en Mazatlán, bajo el mando del Gral. Ramón F. Iturbe.

Obtuvo sus grados militares en campaña y por méritos propios, en el proceso de consolidación del nuevo ejército emanado de la Revolución Mexicana, hasta alcanzar el grado de General de División y desempeñar el puesto de oficial mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Fue gobernador provisional de Sinaloa en 1935; Diputado Federal y Senador de la República. Secretario General de la Confederación Nacional Campesina; presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional y Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa entre 1957 y 1962. Obtuvo la Senaduría de la República por Sinaloa entre 1970 y 1976.

Su obra como gobernador fue vasta y variada. Puso las bases para el desarrollo agropecuario de Sinaloa. Su promoción a la cultura fue notable y significativa.

Durante su gestión se construyeron el Parque Cívico Constitución, la Biblioteca del Estado y se formó y mantuvo la Banda Sinfónica de Sinaloa.

Honró a Ignacio Ramírez El Nigromante, Agustina Ramírez, Pablo de Villavicencio “El Payo del Rosario”, Francisco Iriarte y Conde, con letras de oro en el Congreso del Estado.

En su gestión se adoptó el actual escudo oficial del Estado de Sinaloa y creó la municipalidad de Salvador Alvarado. Fundó muchísimas escuelas y siempre estuvo presto para ayudar a los necesitados por diversas causas extremas.

Fue proverbial su amabilidad, serenidad, don de mando, carisma y honradez.

En éste su centenario de natalicio lo recordamos y honramos con admiración y respeto.

Junio 1996

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 81, página 50.

 

Gral. Gabriel Leyva V.

Gral. Gabriel Leyva Velázquez (1896-1985) revolucionario sinaloense

 

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*