Historia de la época de la Conquista en Sinaloa, México

 

 

LAS GRANDES EXPEDICIONES EN SINALOA 

 

Francisco Vázquez de Coronado

 

Al organizar don Antonio de Mendoza la expedición que iría a conquistar las Siete Ciudades, surgieron las reclamaciones de Pedro de Alvarado quien alegó derechos para jefaturarlas, por lo que el virrey tuvo que entrar en pláticas con el rubio conquistador y concertar capitulaciones que pusieron final a las pretensiones del mismo. Igualmente, don Antonio tuvo que poner en juego toda su habilidad porque Cortés quiso hacer valer sus derechos como Capitán General de Nueva España con el fin de lograr el mismo objetivo que Alvarado, pero el virrey, que al igual que todas las altas autoridades españolas procuraba que el extremeño no reverdeciera sus laureles, designó como jefe de la expedición a Francisco Vázquez de Coronado, gobernador de Nueva Galicia. El cuerpo expedicionario se dividió en dos cuerpos: uno terrestre al mando directo de Vázquez de Coronado, y otro marítimo cuyo responsable fue Hernando de Alarcón.

Coronado no era un desconocido aunque sus dotes como explorador y como caudillo estaban inéditas. En 1539 se registro un terrible levantamiento de los indígenas de Culiacán, a cuyo frente se encontró un cacique llamado Ayapin, quien puso en juego gran valor v energía, atemorizó a los pobladores blancos y estuvo a punto de tomar la villa de Culiacán. Los colonos pidieron auxilio al gobernador Coronado, quien a mareñas forzadas se dirigió a Culiacán, y ante la llegada de los refuerzos, Ayapin se retiró a las montañas donde fue batido por el capitán Melchor Díaz. Conducido a la villa, lo sentenciaron a muerte, y con esto, los nativos abandonaron temporalmente su actitud de rebeldía.

Jefaturando a seiscientos españoles y a una gran cantidad de indígenas y negros, Coronado partió de Compostela en los primeros días del mes de marzo de 1540, y en los alrededores de Chametla sufrió la pérdida de su maestre de campo Lope de Samaniego. quien murió en una refriega con los Xiximes. Los expedicionarios llegaron a la villa de Culiacán la víspera de la Pascua, y allí descansaron varios días reanudando la marcha el 22 de abril del mismo año. El itinerario de Coronado fue el mismo que siguió Fr. Marcos de Niza y Melchor Díaz. En el territorio sonorense fundó la villa de San Jerónimo de los Corazones, que fue cambiado de sitio dos veces y al final destruida por los naturales. De este poblado salió el capitán Melchor Díaz al frente de un grupo que se dirigió hacia el noroeste; atravesó el desierto de Altar hasta llegar a la desembocadura del río Colorado donde Díaz encontró unos pliegos dejados por Hernando de Alarcón. Después remontaron al río y la atravesaron a la altura de Yuma, internándose en el Valle Imperial, pero ante la aridez de la región se devolvieron, habiendo muerto Díaz al regreso en una forma accidental. Por su parte, don Pedro de Tobar, vecino de Culiacán, descubrió, los pueblos de los indios Hopis, y don Garci López de Cárdenas, el Gran Cañón del Colorado.

La expedición recorrió los territorios de Arizona, Nuevo México, Texas, y llegó hasta Kansas, pero si bien es cierto que trajo el conocimiento de esas vastas regiones, la pobreza de las mismas desilusionó a los expedicionarios que regresaron sin el oro con que habían soñado.

 

 

Tomado del libro: SINALOA, Un Bosquejo de su Historia, Nakayama A., Antonio, Instituto de Investigaciones de Ciencias y Humanidades, talleres de Impressart Editorial, Culiacán, Sinaloa, 1982.

 

Expedición de Francisco Vázquez de Coronado

Grandes expediciones en México-Sinaloa; Francisco Vázquez de Coronado

 

 

Summary
Article Name
Expedición por Sinaloa de Francisco Vazquez de Coronado
Author
Description
El conquistador Vazquez de Coronado a su paso por el hoy estado de Sinaloa, México - época colonial

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*