Historia de los pueblos y ciudades del Estado de Sinaloa México

 

 

ESCUINAPA Y SUS LÍMITES

 

Por: Pablo Lizárraga Arámburu

 

De Escuinapa, cuyo significado en la lengua mexicana es “En el Arroyo del Perro”, pocas relaciones tenemos, por que el lugar no fue de importancia minera como otros, ni tuvo la actividad misional de otras partes. Influyó también su situación entre dos grandes ríos, como son el Baluarte y el de Acaponeta, que atrajeron la atención de toda clase de personas.

El obispo Alonso de la Mota y Escobar, en su visita al norte en 1602, nos la menciona:

“…Dos leguas adelante está un pueblo de Indios que llaman Ichcuinapa de hasta 20 vecinos, tierra caliente, es sujeto en la doctrina el Clericó que reside en el Pueblo de Chiametla… ”

En 1877, don Eustaquio Buelna nos da razón del número de habitantes.

“Esta Villa tendrá algunos 900 o 1000 vecinos, es la primera población importante del Estado al entrar por Tepic, y esto se ha debido a muchos infortunios causados por las bandas de Lozada, cuando hacía sus invasiones en Sinaloa”.

Lo que sí es muy mencionado es el río de Las Cañas, por ser la zona limítrofe entre la Nueva Galicia y la Provincia de Chiametla, aunque estos límites no se definieron bien en el siglo XVI, pero después quedó perfectamente claro y es por eso que Escuinapa, posiblemente sea el único municipio sinaloense, de los que colindan con los estados vecinos que no tenga problemas de límites.

La mejor definición de los límites estatales la tenemos en un documento del siglo XVIII que dice:

 

“Desde el desemboque del río de las Canas, se dirige la línea divisoria por el Nordeste hasta la Sierra de Guazamotla, desde este punto sigue por el Noroeste pasando por las cruces, Platanal, Chavarría, Río de Elota hasta el rancho de Santa Ana”.

Mejor le paro al documento, porque si le seguimos veremos que hemos perdido como un 30% de territorio del Estado, por gentes de mal corazón del siglo pasado; que por gozar de impunidad, al quedarles lejos las “justicias” de Chihuahua y Durango, se pusieron a bajar los limites. Hasta una carta tengo de Guarizamey, Dgo., en asuntos de tipo legal que reconocen hasta allá la justicia de Copala, a las cual pertenecía.

En asunto tan delicado, para resolverse, deberán usarse los documentos, pero poniendo en primer lugar el humanismo, pues toda esa gente tras los limites serranos del Estado, toda su salida, parentela y comercio es con Sinaloa, entidad a la cual debieran pertenecer. Están aislados, sin caminos, sin leer algún periódico y por más esfuerzos que hicieran los Estados vecinos, sería imposible atenderlos por las tremendas sierras que los aíslan de sus respectivas metrópolis. En fin, si los límites los siguen bajando cualquier día nos echaran a la mar del sur.

Volviendo a Escuinapa, la de los incomparables paisajes, los más tropicales y húmedos del Estado, me dio mucho gus¬to ver en un rancho cerca de Teacapán una cría de perros bichis, aquellos que en los años treintas por feos no los queríamos, autóctonos de nuestra tierra y ya casi desaparecidos, ahora los conserva el señor Antonio Haas, hombre conocedor y estudioso de nuestra flora y fauna. Con eso contribuye grandemente a nuestro acervo cultural.

Precisamente por la Villa de Escuinapa, pasaba lo que en la colonia se llamó el camino Real Mexicano, del que posteriormente nos ocuparemos.

 

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 16, página 35.

 

Escuinapa y sus límites

Escuinapa, fragmento de su escudo

 

Summary
Article Name
Escuinapa y sus límites
Author
Description
Escuinapa: La historia del proceso histórico de este pueblo sureño del estado de Sinaloa, México.

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*