Cuentos, leyendas, relatos y narraciones de Sinaloa

 

EL HOMBRE DEL GABÁN

 

Por: Juan Ramón Manjarrez

 

Serían las seis de la tarde. Había comprado los diarios nacionales y estaba parado en la esquina de Colón y Obregón, esperando la señal del semáforo para cruzar la calle y dirigirme al café como es mi costumbre.

Di un paso para alcanzar el asfalto, cuando fui jalado bruscamente hacia la banqueta.

—Tenga usted cuidado, señor Manjarrez, estuvo a punto de que lo atropellara el automóvil.

—Gracias, me ha salvado prácticamente usted la vida—. Alcancé a balbucear mientras me reponía del susto.

—No tanto. Por la velocidad y el tamaño del automóvil su error le hubiera costado una fractura en la pierna izquierda y escoriaciones múltiples en el brazo derecho.—Me dijo con una seguridad sorprendente.

—Es muy probable su apreciación…

—Más bien exacta. —Contestó categóricamente.

Pasaba todo tan rápido que no me había dado cuenta que el sujeto me hablaba por mi nombre. Caminamos juntos una cuadra y en ese lapso lo observé discretamente tratando de identificarlo: Era un hombre de uno setenta de estatura, nariz aguileña y facciones finas. Llevaba sobre su brazo izquierdo lo que me parecía era un gabán. El acento de su voz era diferente, como que le costaba trabajo pronunciar el español.

—¿Es usted extranjero? —pregunté para darle sentido a lo que ya casi había deducido.

—Bueno… soy más bien universal. —Contestó presuntuosamente.

—Su cara me es conocida… lo he visto… no sé dónde. —Dije intentando con mi ambigüedad, obtener datos para identificarlo.

—Existen muchas posibilidades que me haya visto en algún lugar. —Contestó mientras arqueaba las cejas en señal de que había entendido mi intención por descubrirlo.

—¿Como supo mi nombre? —Pregunté sin mayor preámbulo para dar pie a que todo se aclarara.

—Eso no representa ningún problema. Cualquiera que se encuentre con usted en este momento, se daría cuenta que en la bolsa de su camisa se trasluce una credencial donde se lee claramente su nombre.

—¡Ah! Tiene usted razón. —Dije mientras tapaba con la palma de mi mano la credencial. Me sentí desnudo en pleno centro de la ciudad.

—Pero no es mi caso señor Manjarrez. En realidad nuestro encuentro no es fortuito como pudiera pensarse.

—¡Cómo! —Conteste sorprendido.

—Lo vengo observando desde hace algún tiempo.

—¿Y cuál es el propósito? —Pregunté clavándole una mirada en serial de protesta.

—Sé que está por publicar un trabajo sobre el asesinato del Coronel Rodolfo T. Loaiza y que sus conclusiones sobre quién fue el asesino son acertadas; sin embargo debo advertirle que esto le puede traer graves consecuencias.

—En realidad el trabajo sobre la muerte del Coronel es una mera recopilación y mis apreciaciones sobre quién fue el asesino, son totalmente subjetivas.

—Pero comprometedoras y reales, aunque usted no lo quiera comprender así señor Manjarrez.

—Me rebatía en el preciso momento en que llegamos a la cafetería.

Pedimos café y fingí tener necesidad de ir al baño.

En los lavabos armé mi plan y en menos de tres minutos regresé a la mesa. El hombre del gabán ya no estaba; se había marchado dejando una disculpa por escrito en una toallita manchada de café: “Perdone señor Manjarrez, olvidé que para hoy a las siete está confirmado el boleto del avión en el que debo viajar. Recuerde mi consejo. Evítese problemas. S.H.”.

Le di un sorbo al café y tragué con rapidez el líquido al darme cuenta que el hombre había olvidado su gabán. Una ligera esperanza cruzó como rayo por mi mente. Estoy ante la posibilidad de demostrar que Sherlock Holmes aún existe, —me dije— y salí por la puerta lateral de la cafetería con el gabán en el brazo.

Llegué a casa y fui directo a la recámara. Colgué el gabán en el respaldo de una silla y me tiré sobre la cama, hasta que en la obscuridad de la noche se confundió el sueño con la realidad.

 

Tomado de: Reunión de Cuentos, Narrativa; Manjarrez, Juan Ramón, La Cabaña Editores A.C. Culiacán Rosales, Sinaloa, México.

 

Cuentos y leyendas de Sinaloa, México

El Hombre del Gabán; cuentos, relatos, leyendas y narraciones del Estado de Sinaloa México

 

Summary
Article Name
El hombre del gabán
Author
Description
La narrativa sinaloense sobre anécdotas y vivencias de sus cuentistas

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*