Delia Barraza Sámano

April 19, 2015

Mujeres de Sinaloa

 

 

 

MARÍA DELIA BARRAZA SÁMANO

 

Por: Patricia Servín

 

María Delia Barraza Sámano nació en Cosalá, fruto del amor de los señores Jesús Barraza Cebreros y Francisca Sámano de Barraza. Fueron 9 hijos, 5 hombres y 4 mujeres. Se casó el año 81 con el licenciado Joaquín Cano Ojeda, tuvo una hija, Leticia Cano Barraza quien tiene 18 años de edad.

María Delia Barraza cursó la carrera de Químico Fármaco Biólogo en la generación 68-73 de la UAS y en el 74 se tituló. Se ha desempeñado en algunos trabajos: al inicio en el ISSSTE como responsable del laboratorio, luego pasó a uno privado y al ano fue invitada por el grupo CEMSI a participar en la formación de la Policlínica, donde permaneció por 15 años. Cumplió su ciclo y en el 94 se independiza. Actualmente se encuentra al frente de su propia empresa.

La encontramos desempeñando su labor, apasionadamente, como dijera ella misma. Delia Barraza nos dio la cara, la misma que la distingue ante los propios y ajenos. Deja entrever que es agradable y cuando empieza a hablar, su sensibilidad se pone de manifiesto.

A decir verdad, ha combinado bien sus elementos importantes en la vida, haciendo una química ideal, pues le ha dado resultado.

Dice que fue en su infancia cuando conoció a una persona -no sabe ni quién es-, la escuchó comentar sobre su trabajo y Delia pensó en imitarla. Es la única química de la familia, por eso sabe que aquel momento la inspiró.

En secundaria, en la primer clase de esta materia se dio el reencuentro y la reafirmación: “me gustó esto y se convirtió en pasión. Me vi tentada a estudiar contabilidad pero más bien hubiera elegido terminar una carrera y luego la otra”.

Sin saber qué rumbo iba a tomar su vida, la señora Delia Barraza Sámano, determinó estudiar, ser profesionista. Para lo cual a los 10 años vino a Culiacán a realizar su escolaridad… “era muy niña, me costó pero yo sabía que tenía que hacerlo y no declinar. Lo bueno es que viví muy feliz como cualquier niño de ese tiempo y con los juegos de entonces, al lado de mis hermanos y padres a quienes gocé bastante, además de mis amigos. Más tarde tuve la oportunidad de cristalizar mis sueños”.

De esa manera ha ido escalando peldaños. Poniendo su empeño, capacitándose continuamente como parte de las exigencias actuales: estar a la vanguardia y ser competitiva… “De hecho es fortuna que hoy en día existe facilidad de prepararse, además es obligación y exigencia porque todo cambia, avanza y de ahí depende la superación y no nada más en un aspecto, sino en el piano general de la vida misma: mamá, esposa, profesionista, ciudadana, etc., lo tienes que hacer mejor”.

-¿Qué apreciación le merece su labor para la sociedad?

-Somos parte importante de la sociedad, en realidad cada quien desde su trinchera. En mi caso, coadyuvamos en el mundo de la salud, un ramo muy especial en beneficio de los seres humanos.

Entre lo que comentamos está, que en fecha próximo pasada, asistió a un congreso de empresarias en México “ad hoc” al tema al que había tornado nuestra charla. Delia Barraza de Cano nos habla del desempeño actual de la mujer. “allá se mencionó por parte del Presidente de la República que “este siglo es el de la mujer”. Ahora ya nos podemos desempeñar, aprovechando la situación de familia que es más pequeña, hay facilidad con respecto a las abuelitas o mamás que tenían 8 ó 9 hijos. A medida que hemos evolucionado ya hay mujeres exitosas en todos los ámbitos de la vida y lo hacen tan bien como cualquier hombre, con capacidad y coeficiente intelectual a la par. Ya era hora de que se le tomara en cuenta en lo político, social, etc., la mujer que no quiere no se capacita, pero ser ama de casa tiene su mérito pues no es nadita fácil”.

Tras una pregunta, argumenta que siempre habrá metas, para ella lo principal es cumplir cabalmente su papel como madre, seguir educando a su hija, apoyarla al máximo. Y en lo profesional, busca mejorar en calidad por lo que afanosamente mantiene un nivel en su empresa. Por ello logró la certificación ISO 9001 versión 2000, conjunto de normas internacionales de control de calidad no obligatoria, reúne una serie de requisitos y la alcanzan los químicos con cierto grado de capacitación.

-¿Hay algo que usted quisiera hacer y que no ha podido realizar?

-Todo ha ido bien, -se ríe- mira que hasta eso de cantar, lo he hecho tres veces para una causa noble, no se cómo sucedió, me invitaron, acepté y cumplí. No lo hago porque debo ensayar y prepararme con tiempo. He sido una persona muy tenaz, muy obsesiva, quizá porque las metas que me propongo son metas bien ubicadas que puedo cumplir poco a poco, a paso seguro. Además si le metes cariño, energía y tiempo a las cosas, solas se van dando.

-¿Qué disfruta de su terruño adoptivo?

-Está todo aquí, esposo, hija, trabajo, me gusta más ahora que se ha embellecido con el Desarrollo Urbano Tres Ríos, si es cierto que es una provincia pero todo tenemos. Te vas a otro sitio y viene la comparación ¡pero si mi ciudad es muy bonita!, aún y cuando haga color, no podemos tener todo en la vida. Yo respeto a la ciudad en la que me desenvuelvo que me da y le he dado. En la que conoció a su amor, quien llegó un buen día de Sonora a esta misma tierra.

-¿Qué le preocupa o qué le gustaría que le pasara a esta ciudad en el plano general?

-Aunque parezca trillado y muy comentado, lo que todos deseamos es seguridad. Se ve que en el gobierno se está haciendo lo que debe o puede, van mejorando. Sin embargo, no lo responsabilicemos de lo que nos pasa, hay una frase que dice “el pueblo tiene lo que se merece”. Yo creo que si todos desde la casa con nuestros hijos y familia, hacemos lo nuestro, podremos lograr algo muy importante. Es casi imposible solucionar un problema de seguridad si no podemos controlar el propio hogar menos otros. Hay mucho por hacer con el trabajo y como personas, no debemos pedir y exigir si no damos, además no tenemos que esperar a que en la escuela te eduquen 100% a tu hijo porque las bases las lleva de casa.

-La vemos muy trabajadora, ¿cómo le hace?

-Hay que ayudar en el hogar, al esposo, como ejemplo a nuestros hijos. Considero importante que nuestro tiempo lo ocupemos en algo benéfico, productivo, positivo, que deje huella, en lo que te desempeñes, aprovechar tus ocho horas de trabajo y las personales.

-Interrumpe por la risa-. Es que ella mis¬ma amante de su trabajo le da un poco más, pero su familia sabe que lo disfruta bastante, por eso cuando está con su hija y su esposo, aprovechan al máximo y eso es su inmensa felicidad.

Para concluir Delia Barraza Sámano dejó en claro… “la vida ha sido muy pródiga conmigo, Dios me ha bendecido, le agradezco lo que me ha dado, lo que soy, no puedo estar inconforme, sino al contrario, muy contenta y cada día pienso en hacer nuevas cosas y eso me llena de entusiasmo, alegría, me motiva totalmente”.

 

Tomado de; 18 Encuentros con la historia, revista cultural Presagio, 2000.

 

 

María Delia Barraza

María Delia Barraza Sámano, mujer destacada sinaloense

Summary
Name
María Delia Barraza Sámano
Nickname
(Delia Barraza)
Website
Job Title
Lic. Químico Farmacobiólogo
Company
Delia Barraza-Laboratorio quimico
Address
Cosalá,Sinaloa, México

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Previous Post
«