Cuentos de Sinaloa

Josefina Rayas Aldana

 

Beatriz y el Diablo

 

Beatriz era un leñador pobre, muy bien parecido, una vez que estaba haciendo leña en el monte oyó una voz! Beatriz, Beatriz! el preguntó quién era. Apareció una mujer muy hermosa que le dijo: ¡¡te quiero a ti¡ no te asustes.

Aquella mujer empezó a visitar a Beatriz el leñador, todas las noches, ya cambio lo hizo muy rico, empezó a comprar tierras y mucho ganado, a tal grado que hasta la gente le pertenecía. Empezaron a sospechar de el, por que siendo tan pobre, era ahora rico, y lo echaron a la cárcel. En su celda se escuchó una voz, era la mujer: ¿por qué estás aquí Beatriz, qué hiciste? y el le contó, entonces la mujer le dio la un costal lleno de dinero para la policía y lo dejaron salir.

Luego Beatriz se enamoró de una linda joven, pero el demonio, su amante en forma de mujer, no dejaba he aquí, le echaba un excremento todo lo que la joven comía o bebía, al grado de enfermarse y morir.

Beatriz consultó a una persona y le dio un consejo: que echara una tasa de semillas de mostaza revuelta con arena.

Llamó Beatriz a la amante, y le dijo: Si alcanzas a sacar todas las semillas de la arena, al atardecer, seré tu amante para siempre, pero si no lo haces, me dejaras libre.

Así fue porque fue ella no logró separar la mostaza de la arena y le dijo:

- “Beatriz, has ganado, me voy para siempre”.

 

 

Josefina Aldana Rayas

Josefina Rayas Aldana

Summary
Article Name
Beatriz y el Diablo, cuento
Author
Description
Un cuento sinaloense con el tema del Diablo.

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*