Mapas de Sinaloa México

 

Carta sísmica de la República Mexicana

 

Sismicidad

La corteza terrestre está sujeta a movimientos frecuentes más o menos intensos. Tales movimientos se llaman temblores o sismos; suele denominárseles también, terremotos.

Los sismos pueden ser de origen tectónico o volcánico. Los tectónicos son consecuencia de acomodamientos de la corteza terrestre en sus diversas manifestaciones; los volcánicos son producto de la acción de los volcanes, a la cual preceden, coinciden o suceden.

Los sismos tectónicos suelen sacudir áreas muy amplias y se manifiestan con oscilaciones breves o prolongadas; estas oscilaciones pueden ser débiles o violentas; cuando son débiles, el movimiento se llama microsismo, y cuando son violentas, microsismo. Los sismos de origen volcánico son intensos, de corta duración y abarcan regiones muy limitadas.

El hipocentro, o punto donde se origina el sismo, se halla en la profundidad de la tierra y dista generalmente entre 15 y 45 kilómetros del epicentro, epifoco, o punto de la superficie terrestre donde el propio sismo se siente con mayor intensidad.

México se encuentra entre los territorios más afectados por la actividad sísmica a nivel global.

Zonas de sismicidad. En México, los sismos se manifiestan con una frecuencia desigual en las distintas regiones de su territorio; en razón de ello, se ha dividido al país en tres zonas: zona sísmica o de alta sismicidad, caracterizada porque registra el mayor número de temblores; zona penisísmica o de sismicidad media, conocida porque los temblores son escasos en ella; y zona asísmica, en la cual no se presentan estos fenómenos.

La zona sísmica o de alta sismicidad se extiende por el sur del país, y comprende gran parte de Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Chiapas, sur de México, Distrito Federal, sur de Puebla, de Veracruz y de Tabasco.

La zona penisísmica o de sismicidad media se presenta en el norte de Baja California y abarca gran parte del noroeste y centro del país, e incluye el sur y este de Sonora, el oeste de Chihuahua, Sinaloa y Nayarit; oeste de Durango, de Zacatecas y de Aguascalientes; sur de Guanajuato, de Querétaro, de Hidalgo, Tlaxcala, centro de Puebla y Veracruz, y el norte de Tabasco.

En su totalidad el territorio del Estado de Sinaloa se encuentra en la zona penisísmica.

La zona asísmica, de mayor extensión que las anteriores, comprende el resto del país, la cual se observa en esta Carta Sísmica.

En síntesis, las zonas de sismicidad del país se localizan así: la sísmica, en el sur; la penisísmica, en una faja angosta orientada de noroeste a sureste en el centro; y asísmica, en el norte y parte del sureste.

 

Tomado del libro: Síntesis geográfica de México, Sánchez Molina, Antonio, Editorial Trillas, México, D.F., 1974.

 

 

Carta Sísmica de México

Carta Sísmica de México, mapa

 

Summary
Article Name
Carta sísmica de México
Author
Description
Mapa de las zonas sísmicas de la República Mexicana.

Share and Enjoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*